¿Cómo actualizo mi iPad a la última versión disponible?

Actualizaciones iPadOS

Los sistemas operativos tienen que depurarse y solucionar errores a través de actualizaciones de software. Además, con las actualizaciones no solo se arreglan problemas sino que se lanzan opciones y funciones que han sido pospuestas o programadas para ser lanzadas más tarde. El sistema operativo de los iPad de Apple es iPadOS, una variante de iOS que llegó hace tres años y sigue avanzando para conseguir ser el sistema más avanzado del mercado. Pero, ¿cómo actualizar el iPad a la última versión? ¿Por qué no puedo actualizar si hay una actualización? Todas estas dudas y más, te las resolvemos.

iPadOS 15

Las bases de las actualizaciones de software

Muchas veces nos enteramos de que hay actualizaciones de nuestros productos porque navegamos por la red o a través de las redes sociales. En ocasiones, las actualizaciones más llamativas incluyen grandes, potentes o polémicas funciones. Sin embargo, en otras ocasiones, las nuevas versiones sólo incluyen mejoras de rendimiento y solución de errores.

No hay que subestimar estas pequeñas actualizaciones ya que permiten mejorar la seguridad del usuario. Estos agujeros de seguridad pueden ser usados por expertos hackers para generar programas maliciosos que pueden acabar en vuestros iPad y extraer información. Por lo tanto, la recomendación es siempre tener el iPad (o cualquier otro dispositivo) actualizado a la última versión.

La principal premisa que hay que tener claro a la hora de actualizar iPadOS es que los datos y ajustes del iPad no se verán afectados con la actualización. Esto es debido a que para instalar la nueva versión lo que se hace es reinstalarla sobre la versión anterior, modificando únicamente el sistema y no el contenido. Por lo tanto, la recomendación sigue siendo hacer una copia de seguridad pero asegurando que con la actualización no perderemos datos.

Actualizar iPad

Lo más sencillo: actualizar de forma inalámbrica desde el iPad

Existen varias formas de actualizar el software de nuestra tablet. Sin embargo, y sin ninguna duda, la forma más sencilla es actualizar de forma inalámbrica. De hecho, la recomendación es activar las actualizaciones automáticas para no tener que actualizar de forma manual, sino que se hagan de forma automática.

Para realizar la actualización de esta forma manual:

  1. Entramos a los Ajustes de iPadOS
  2. Pulsamos sobre General
  3. Entramos en Actualización de software
  4. En ese momento, dejaremos que complete la búsqueda y el sistema nos dirá si existen actualizaciones pendientes o no. En caso de que existan, seguimos.
  5. Pulsamos sobre Descargar e instalar. Y esperamos a que el proceso complete.

Para completar la actualización es necesario tener un mínimo del 50% de batería. Aunque la recomendación es conectar el iPad a la luz para que se esté cargando cuando se realice la actualización. Una vez finalizada, el iPad se reiniciará y ya tendremos la última versión instalada.

Si queremos activar las actualizaciones automáticas, tendremos que seguir los siguientes pasos:

  1. Entramos en Ajustes > General > Actualizaciones de software de iPadOS
  2. Pulsamos sobre «Actualizaciones automáticas»

Dentro de este menú podremos activar la descarga automática de actualizaciones, la instalación automática de actualizaciones o ambas. Una vez activada esta opción, no nos tendremos que preocupar por la actualización manual de ninguna actualización.

Cuando haya alguna versión nueva, el iPad la descargará automáticamente y procederá a su instalación por la noche cuando el iPad se esté cargando y esté conectado a una red Wi-Fi. No se realizará de forma brusca, sino que iPadOS nos mandará una notificación de cuando comience la instalación.

Finder para actualizar dispositivo de Apple

Actualizar por medio de iTunes o Finder

Otro método utilizado en menor medida pero también disponible es la actualización por medio de iTunes o el propio Finder de macOS Para los que no lo conozcan, iTunes es el programa de escritorio que Apple tiene para gestionar no sólo sus dispositivos sino la música y el contenido audiovisual de los ordenadores. Antes del lanzamiento de las actualizaciones inalámbricas tenía un gran peso en la gestión de los dispositivos. Sin embargo, ahora el uso es casi anecdótico entre los usuarios de sus dispositivos.

Con esta opción no es necesario que el iPad esté conectado a ninguna red Wi-Fi. Sin embargo, se sigue recomendando guardar una copia de seguridad en iTunes o en iCloud. Aquellos usuarios que tengáis un Mac con versión posterior a macOS 10.15 o posterior actualizaréis a través de Finder. El resto, a través de iTunes, incluidos los usuarios con PC/Windows.

Para proceder a la instalación de las nuevas actualizaciones desde iTunes hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Asegurarse de que tenemos la última versión de iTunes en nuestro ordenador.
  2. Conectar el iPad y el ordenador a través de un cable.
  3. Si tenemos Mac: entramos en Finder, seleccionamos el iPad conectado, pulsamos General en la parte superior de la ventana y seleccionamos en «Buscar actualizaciones». En caso de haber alguna, procederemos a descargar e instalar.
  4. Si tenemos iTunes: pulsamos sobre el iPad y pulsamos sobre resumen. Realizamos la misma acción que antes, pulsamos sobre «Buscar actualizaciones» y procedemos a su descarga e instalación.

Al contrario de la anterior forma, aquí no existe ninguna forma automática de realizar la actualización, por lo que tendremos que ser nosotros los que activamente conectemos el iPad y comprobemos que tenemos actualizaciones.

Modelos iPad en iPadOS

¿Qué iPad tengo y por qué no tengo actualizaciones disponibles?

Hay muchas veces que los usuarios no encuentran actualizaciones para sus dispositivos o que saben que hay actualizaciones disponibles pero no les aparece la opción de instalar. En ocasiones, esto es debido a que el dispositivo ya no es compatible con la nueva versión y por lo tanto, Apple no avisa de que hay actualizaciones pendientes.

Por norma general, todos los dispositivos compatibles con la versión «madre» serán compatibles con todas las sucesivas versiones «hijas». Es decir, si el iPad Pro de 12.9 pulgadas de 2ª generación es compatible con iPadOS 15, también lo será iPadOS 15.1 y 15.4.

Para comprobar qué dispositivos son compatibles con los sistemas operativos disponibles tan sólo tenemos que entrar a la web oficial de Apple. En la parte superior podremos elegir el software que queramos comprobar y cuando accedamos a la información, veremos en dos columnas cuáles son los iPad compatibles con dichas actualizaciones.

Recordad que aunque un dispositivo sea compatible con una versión no significa que podamos ir a sea versión porque queramos. Es decir, si mi iPad es compatible con iPadOS 15 y iPadOS 15.4, no puedo decidir ir a la versión original de iPadOS 15 porque ya existe una actualización posterior. Esto es porque Apple firma una serie de versiones a las que los usuarios pueden acceder. En ocasiones, se firman dos versiones simultáneamente y se puede retroceder en caso de que Apple siguiera firmando la versión anterior.

Copias de seguridad iPadOS

Las copias de seguridad son obligatorias

Fuera del mecanismo oficial para actualizar nuestro iPad tenemos una serie de recomendaciones para que todo vaya bien. La probabilidad de que algo vaya mal en el proceso de actualizar nuestro dispositivo es baja, pero puede existir. Para evitar que no le ocurran nada a nuestros datos lo recomendable siempre que hagamos actualizaciones es asegurarnos de que tenemos una copia de seguridad hecha.

Las copias de seguridad pueden realizarse a través de iCloud, si tenemos espacio de almacenamiento disponible, o en iTunes/Finder. Estas copias de seguridad existen para intentar que el mal sea menor en caso de que la actualización haya ido mal.

En caso de que hubiera algún error a lo largo de la actualización es probable que el iPad tenga que restaurarse de fábrica. Pero en los primeros pasos de configuración de iPadOS nos pregunta si queremos instalar una copia de seguridad con nuestros datos directamente. Tener una copia de seguridad nos da un extra de confianza a la hora de trastear con nuestros dispositivos.

iPadOS 16

Momentos especiales: iPadOS en fase de beta pública

La WWDC es la conferencia nacional para desarrolladores de Apple que tiene todos lugar todos los años en el mes de junio. En este evento Apple presenta sus nuevos sistemas operativos y comienza una fase de beta con desarrolladores para pulir y mejorar el software. En esta ocasión tenemos entre manos iOS 16, iPadOS 16 y macOS Ventura.

Es probable que estos días, de hecho desde comienzos de junio, veáis a usuarios con un software diferente en sus iPad. Y que aún cumpliendo todos los pasos que hemos marcado en los anteriores apartados, no conseguís encontrar actualizaciones. Esto es debido a que son versiones en fase beta a las que solo podemos acceder si tenemos un perfil configurado en nuestro dispositivo.

Un perfil es una identificación que manda una señal al servidor de Apple que hace que podamos instalar iPadOS 16 en nuestro iPad. Si quieres probar iPadOS 16 te recomendamos inscribirte en el programa público de betas que ya está disponible. En ese caso todas las actualizaciones de iPadOS 16 en modo beta se avisarán del mismo modo que hemos comentado en los apartados anteriores.

Sin embargo, la clave de este punto es entender por qué a algunos usuarios les aparecen notificaciones de versiones nuevas y a otros no. Con el objetivo de no volverse loco y asegurar que vuestro iPad ya no es compatible con las nuevas versiones.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*