¿Por qué mi iPhone no carga?

La carga del iPhone puede ser defectuosa si no realizamos un buen mantenimiento de los dispositivos

Aunque parezca muy raro, que la batería de un iPhone no se cargue es una de las averías más comunes. No hace falta que el iPhone sea muy viejo ni lo estés utilizando a todas horas. Puede que un poco de polvo o una mala ergonomía a la hora de cargarlo sean la fuente de este problema. Como ya te indicamos en otros artículos es muy importante limpiar los AirPods y otros dispositivos. Antes de que te pongas en la peor situación y te lleves las manos a la cabeza te traemos unos consejos y pistas para que detectes tempranamente los signos y no te equivoques con el diagnóstico.

Carga inalámbrica

Si tu móvil es un iPhone 8 o posterior y no realiza correctamente la carga inalámbrica puede que sea porque no tienes el dispositivo actualizado. Para buscar una actualización de software, ingresa a Ajustes > General > Actualización de Software. El iPhone comprobará si hay actualizaciones de software disponibles. Si hay una actualización de iOS disponible, toca «Descargar» e «instalar». Si no hay ninguna actualización disponible, verás el número de versión del software y la frase “Su iPhone está actualizado”. Puede que tengas que reiniciar tu iPhone para que las actualizaciones tengan efecto.

Por otra parte, puede que tengas que realizar algo tan básico como quitarle la funda a tu móvil. Algunos estuches son demasiado gruesos para que estén colocados en su iPhone mientras lo carga de forma inalámbrica. Si la carga inalámbrica no funciona en su iPhone, intente sacar su estuche antes de colocarlo en la base de carga.

Coloca tu iPhone en el Centro de la Base de Carga. Para cargar tu iPhone de forma inalámbrica, asegúrate de haberlo colocado directamente en el centro de la base de carga inalámbrica. A veces, tu iPhone no se cargará de forma inalámbrica si no está en el centro de la base de carga. Relacionado con esto, asegúrate de que tu cargador inalámbrico esté enchufado. Una base de carga inalámbrica desconectada podría ser la razón por la cual tu iPhone no se carga de forma inalámbrica.

Asegúrate de que su cargador inalámbrico tenga tecnología Qi. Es importante tener en cuenta que los iPhones que se pueden cargar de forma inalámbrica sólo podrán hacerlo con las bases de carga inalámbricas Qi. Es probable que tu iPhone no se cargue de forma inalámbrica en una base de carga de baja calidad o que sea una imitación de la marca original.

La carga inalámbrica suele dar menos problemas que la USB

Carga USB

Sin embargo, la mayoría de las veces vamos a tener problemas con la carga tipo USB. Antes de comprar cualquier batería o de llevarlo a una tienda Apple Store fíjate en estas indicaciones ya que una vez lo llevas a reparar te puede salir muy cara la visita.

Carga hasta el 80%

Si tu dispositivo deja de cargar al 80% es posible que el iPhone se sobrecaliente mientras se carga. Para aumentar la vida útil de la batería, si esta se calienta demasiado, es posible que el software limite la carga al 80%. El iPhone retomará la carga cuando baje la temperatura. Intenta colocar el iPhone y el cargador en una ubicación más fría.

Aviso incompatibilidad

Estos avisos pueden aparecer por distintos motivos:

  • Es posible que el dispositivo iOS tenga un puerto de carga sucio o dañado.
  • El accesorio de carga está defectuoso, dañado o no está certificado por Apple.
  • El cargador USB no está diseñado para cargar dispositivos.

Corrige estos tres pasos y vuélvelo a probar.

No carga o carga lentamente

En primer lugar has de comprobar si el iPhone no carga o carga lentamente. Si es así pasa a inspeccionar tanto el cargador como el cable con gran cautela. ¿Por qué? La razón es muy sencilla, puede que estén dañados tanto por dentro como por fuera. Los cargadores pueden tener roturas o tener la clavija doblada. Es muy importante que no lo utilices si presenta esta forma ya que podrías causar un gran daño al aparato.

Fíjate en el puerto del cargador, ¿está sucio?. Si es así límpialo. Una suciedad podría ocasionar que la toma de contacto entre el cargador y el teléfono móvil fuera defectuosa. Si el puerto estuviera dañado tendrías que llevarlo para su reparación ya que se trata de una parte fundamental de nuestro querido terminal.

Por último, comprueba si existe una conexión firme entre el cable de carga, el adaptador de corriente USB y la toma de pared o el cable de alimentación de CA, o prueba con una toma distinta. Las conexiones irregulares hacen que la carga del iPhone se ralentice y apenas avance en horas.

Una vez realizados todos estos pasos es hora de volver a probar el móvil. Cárgalo durante media hora y si no ves resultados reinicia el terminal. Si ni aún así se carga es hora de que lo lleves a una tienda Apple store para repararlo.

Como has visto, con algunos simples pasos te puedes ahorrar mucho dinero y disgustos. Todos tememos por nuestros dispositivos móviles ya que con ellos realizamos infinidad de trámites diarios pero con un buen mantenimiento conseguiremos aprovecharlos al máximo y sacar su máximo rendimiento.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*